domingo, 30 de agosto de 2015

Las mujeres más poderosas de la historia III: Julia Donna

Dejamos la civilización egipcia para adentrarnos en Roma, la civilización, después de la griega, más grande de toda la historia de la humanidad. Si bien es cierto que las mujeres en este momento no tenían ningún papel en política y eran sometidas por sus maridos, hubo una que destacó por encima de todas, y es Julia Domna.

Julia Domna, también conocida como la emperatriz filosófica, nació la etapa imperial de Roma, más concretamente en el 170 d.C. Moriría con 47 años.  Su nombre originario era Martha, pero tomó el nombre de Domna, cuyo significado es señora. Su procedencia es siria, a los 17 años se casaría con Septemio Severo, primer emperador de la dinastía Severo, nombrado en el 193d.C. De ese modo se consagraría como la primera emperatriz siria, bajo el título de Augusta.

En la persona de Julia Domna se acumulaban varios títulos como Madre de los Augustos, Madre de la Patria y Madre del mismísimo Senado, esto la convertiría en la mujer con más poder de toda la historia de Roma. 

En numerosas ocasiones asesoraba y dirigía los asuntos de Estado, sin embargo con la acusación de adulterio por parte del prefecto del pretor, Cayo Fulvio Plauciano, su poder mermó. Es entonces cuando se empieza a rodear de gente letrada y se refugia en la filosofía. Después de la muerte de ese cargo militar, volvería a tomar las riendas en numerosos asuntos del Imperio.

Cuando muere su cónyuge, toma las riendas su hijo Caracalla, tras asesinar a su propio hermano. Aun así, Julia apoyó en el gobierno a Caracalla. Así, cuando muere Caracalla en el año 217 y ante la oposición que se había ganado este, Julia no tiene fuerzas para seguir viviendo y muere debido a inanición, que agravó el tumor en el pecho. 

Una curiosidad que os traigo de esta mujer es reciente y es bastante llamativa. Una arqueóloga, Janet Stephens, quien también es peluquera, decidió reconstruir el peinado de esta emperatriz. El peinado se conoce como horquilla (acus) y es que así viene descrito en varios documentos que se han hallado.


sábado, 29 de agosto de 2015

El Guernica de Picasso

Para empezar con esta nueva sección, he querido empezar con uno de los cuadros más duros de la historia de España. Con toda probabilidad todos vosotros habéis visto este cuadro, ya sea en imagen o en el museo Reina Sofía, donde se encuentra actualmente. Un cuadro lleno de un gran simbolismo, que trataré de explicar a continuación. 

Todos conoceréis la historia de este cuadro, el por qué se hizo y en qué circunstancias se pintó, por ello no me detendré demasiado. Un año después del estallido de la Guerra Civil española, en el 37, es cuando se realiza esta obra. Encargado por el Gobierno de la República Española, tras el bombardeo de Guernica, su objetivo en un principio sería atraer a personas a la causa republicana. Sin embargo, Picasso decidiría plasmar en él, lo más duro de una guerra, muerte y destrucción. No hay rastro que nos evidencie que se trata de un cuadro realizado debido al bombardeo de Guernica, ni siquiera de la propia Guerra Civil Española. Simplemente sufrimiento, lo único que provoca la guerra, eso es lo que quiso plasmar Picasso. No es la representación de la Guerra Civil, ni de un momento concreto de esta, es la plasmación de lo que provoca un conflicto de esta magnitud, el sufrimiento llevado al extremo. De ese modo el objetivo propagandístico queda relegado a un segundo plano.  

En primer lugar el cuadro, de grandes dimensiones, se divide en tres partes. La izquierda, según lo observamos, se encuentra la mujer con el toro, en el central, el de mayor tamaño, el caballo sufriendo y varios miembros de un soldado y por último, en el margen derecho, la mujer gritando, ya que su casa está en llamas. 

En la parte izquierda superior vemos el toro, cuya representación significaría la oscuridad y la brutalidad. Otra teoría, que barajan algunos historiadores del arte, que yo particularmente no comparto, es que es un autorretrato del mismísimo Picasso. Como es característico la lengua se presenta de una forma afilada, simbolizando la dureza de la Guerra. La mujer sostiene a su hijo yacente, símbolo que recuerda a la piedad, con un gesto de tremendo dolor, gritando mientras mira al cielo, ya que sostiene a su hijo, muerto. El ojo de la madre se dibuja como una lágrima, de nuevo el símbolo del gran dolor que supone la perdida de un hijo, de tanto llorar el ojo se torna en una lágrima. Finalmente, en la parte inferior se encuentra la cabeza degollada de un hombre, que sería un soldado. 

En la parte central, se encuentra el caballo símbolo del pueblo, cuyo cuerpo está herido mortalmente, ya que le atraviesa una lanza. Con esto, Picasso querría representar el sufrimiento de todo el pueblo que sufre las guerras, en este caso el español. Dos rayos de esperanza se abren en esta escena, la bombilla y la flor, aunque el primero también se ha interpretado como representación de la evolución científica y de lo que puede hacer si cae en malas mano. 

Entre el toro y el caballo se sitúa la silueta de una paloma, con un ala caída y la cabeza hacia arriba, se considera el símbolo de la paz rota. En la parte derecha se sitúan dos mujeres. La superior, se encuentra perdida y se interpreta como una alegoría a la República. La inferior parece que está herida ya que se ve una hemorragia, y muchos historiadores defienden que va a descansar al lado del caballo, es decir, al lado del pueblo. 

En la parte derecha vemos como una mujer se ahoga en sufrimiento ante la casa que se está quemando. Algunos defienden que se produce ante la caída de una bomba, que lo consideran una leve referencia al bombardeo de Guernica y al sufrimiento que este provocó.

Picasso se encargó de que el cuadro no acabara en las manos del régimen franquista y lo donó al Museo de Arte Moderno de Nueva York y no sería hasta 1981, gracias a que España ya gozaba de una democracia,cuando el cuadro vuelva a España y se exponga de forma permanente en el Museo Reina Sofía. 


Algunos de los bocetos del Guernica 

miércoles, 26 de agosto de 2015

Las mujeres más poderosas de la historia II: Cleopatra


Cleopatra, probablemente sea una de las mujeres más mitificadas de todos los tiempos. Sin embargo no cabe duda de que merece un rincón en las mujeres más poderosas e influyentes de la historia de la humanidad.

Perteneciente a la dinastía de los Ptolomeos, hija de Ptolomeo XII, se tuvo que casar con su hermano, Ptolomeo XIII. Muy pronto estallarían los conflictos entre ambos, lo que llevaría a que Cleopatra perdiera el trono. Sin embargo, con la llegada de Julio César, persiguiendo a Pompeyo, cambiaría su suerte. En la conocida como Guerra de Alejandría, tanto Pompeyo como Ptolomeo XIII, mueren, convirtiéndose en la última reina de 
Egipto, gracias a Julio César.

Una característica a destacar es la seducción de esta mujer. Gracias a esta habilidad, consiguió seducir a Julio César para que la restituyera en el trono de Egipto, mas cuando muera el general, seducirá a su sucesor Marco Antonio. Construyendo, así, los dos juntos, un nuevo reino helenístico, que llegaría hasta Armenia en el año 34 a.C. 

Sin embargo, la guerra entre Marco Antonio y Augusto llegó a un punto culminante en el 31 a.C. con la batalla naval en Actium, donde sería derrotada la flota de Marco Antonio. Así, Cleopatra se refugió en Alejandría. De nuevo intentaría sus artimañanas de seducción, pero con Augusto no funcionarían. Por primera vez, un hombre se había mostrado impasible ante las técnicas de Cleopatra, debido a la esclavitud a la que la sometería Augusto, se suicidaría. La vida de la que mujer más poderosa del Egipto del siglo I a.C. había llegado a su fin.

Hay numerosas curiosidades de Cleopatra que se podrían destacar. Fue una mujer que parece que desató una pasión curiosa por los venenos, especialmente de serpientes, probando sus propios experimentos con sus esclavos. Una de las cosas más llamativa de ella era la belleza que se le ha atribuido, pero ¿es cierto que Cleopatra gozó de una belleza tan pronunciada, como nos han hecho creer? la respuesta parece ser que no. Y es que parece que su habilidad para seducir a los hombres se debió más a su personalidad, que a su propio físico. Puesto que como atestiguan las esculturas del Museo Británico, su belleza es discutible, teniendo en cuenta también que los cánones de belleza no son los mismos que en la actualidad.

Bustos de Cleopatra en el Museo Británico

Fue una mujer culta que consiguió recuperar el esplendor de Egipto, cuando estaba pasando por un mal momento. Siempre supo rodearse de eruditos y gente experta que le ayudaran a gobernar. Si bien es cierto, ella nunca regiría Egipto sola, siempre hubo un hombre a su lado, fuera hermano, consorte o el propio hijo.

Para acabar con Cleopatra, la última curiosidad sería la de sus famosos baños. Y es que Cleopatra tenía la ayuda de hasta 20 criadas a su servicio durante sus baños, en las que se sumergía en leche de burra con plantas aromatizadas. 

domingo, 23 de agosto de 2015

Las mujeres más poderosas de la historia I: Hatshepsut

Para empezar con esta nueva sección, un rincón para la historia, os traigo una lista con las que, a mi juicio, han sido las mujeres más poderosas de la historia de la humanidad, desde el Antiguo Egipto, pasando por el Imperio Chino, hasta la actualidad.

La primera entrega se trata de una de las mujeres más poderosas que haya habido en la Antigüedad, una mujer que rompió con todos los prototipos de la mujer egipcia, bajo sus manos el Imperio más poderoso del siglo XV a.C.

Hatshepsut, de la XVIII dinastía, su reinado se estableció en el Imperio Nuevo. Comenzó a reinar a la muerte de su cónyuge quien sería un medio hermano, Tutmosis II. Este fallece muy tempranamente y es cuando la propia Hatshepsut se proclama faraón de Egipto, siendo regente del hijo menor que había tenido Tutmosis II con otra de sus esposas. Sin embargo, cuando obtuvo la mayoría de edad, Hatshepsut rompió con todo lo establecido y siguió reinando hasta el año ca.1458 a.C., convirtiéndose en un reinado de casi 20 años.            

Indiscutiblemente, esta mujer de linaje real, se supo ganar el favor de los sacerdotes de Karnak, un poder clave, consagrándola como una de las mujeres más poderosas de la Antigüedad. Además, sin tener el menor entrenamiento militar, supo manejar las tácticas militares alzándose con las victorias como en las guerras civiles o diferentes levantamientos de los súbditos. Un factor clave fue su habilidad para manipular y manejar a todos a quienes tenía a su lado. 

Posiblemente como venganza de no haberle dejado el trono cuando le correspondía, Tutmosis III, eliminó todo rastro del reinado de Hatshepsut, de ahí que tengamos tan pocos datos de su reinado, sin embargo podemos afirmar fehacientemente que fue un período de prosperidad para el Antiguo Egipto, como lo venía siendo desde el comienzo del Imperio Nuevo.

Se ha de reseñar, que aún se desconoce la causa de su muerte, a pesar de que recientemente se ha hallado el cadáver de esta reina, gracias al egiptólogo y arqueólogo Howard Carter.  

Dos curiosidades de esta todopoderosa mujer de la Antigüedad. Gracias a su habilidad en la política, consiguió lo que ninguna mujer había logrado, por primera vez una mujer participa en las ceremonias religiosas, fortaleciendo su vínculo con Amón y con los sacerdotes. La segunda curiosidad es bastante llamativa, Hatshepsut, se hacía representar a imagen de un hombre, llegando a vestirse como tal o incluso llevando la barba real tan llamativa de los faraones.

Hasta aquí la presentación de Hatshepsut, espero que os haya gustado esta primera entrega. En la próxima entrega no abandonaremos Egipto y nos adentraremos en el mundo de la gran, pero también mitificada, Cleopatra.  


Templo de Hatshepsut

martes, 18 de agosto de 2015

¡Vacaciones!

En esta ocasión no os traigo un relato como habitualmente haría. Todos necesitamos unas vacaciones, y ahora me toca a mí. Por eso os digo hoy un hasta luego.

Gracias a todos los que habéis hecho que este blog crezca tanto en tan solo dos meses y es que, quien lo diría, pero de unas 400 visitas, hemos llegado a más de 3300. Gracias también a todos los que habéis dejado vuestros comentarios, y a todos los que habéis vivido mis historias, que con tanta alegría y emoción escribo.

Una mención especial para el blog, Blogger House, que me ha brindado la oportunidad de compartir mis historias en su gran comunidad. Y especialmente a Juan Carlos y María del Socorro, que con sus comentarios me han ayudado y me animan a seguir escribiendo.

A la vuelta nos esperan más historias y el final, que sé que alguno está esperando, del proyecto en el que estoy inmerso, La Nigromante.

Para finalizar esta entrada me gustaría hacer dos cosas, primero desearos unas buenas vacaciones y verano, aunque ya quede poquito jejej, y lo segundo una lista de los 10 principales blogs que he tenido el placer de leer este verano. ¡Ahí van!

1. Blogger House: encontraréis una gran variedad de escritos de grandes escritores, todos ellos de grandísima calidad. Totalmente recomendable visitar los blogs de cada uno de sus escritores.

2. Mil y un relatos: administrado por Carmen de Loma, una gran escritora, que tiene mil y un relatos preciosos.

3. Las letras Suicidas: escrito por Campanilla Feroz, sus historias te atraparán desde el principio.

4. Diario de un M.I. (Menor infractor): escrito por Álvaro Galán y una especial enhorabuena a él, que ha publicado un libro recientemente, Ahora que muero, vivo, te quiero y escribo a mi manera. 

5. Corazón en conserva: escrito por Mar V., una gran escritora que me acompañó desde el primer momento de mi aventura en el blog.

6. Rodrigo Fernety: sus escritos te atraparán porque son especialmente profundos.

7. Hechos de Sueños: un blog hecho de sueños, sus historias son fantásticas, sencillamente Tomás Dagna te atrapará en su blog.

8. Libros puente a otros mundos: escrito por Cynthia Soriano, un gran blog con grandes historias.

9. Vida.Historias.Libros: escrito por Paola Bocalandro, con muchas secciones para disfrutar de este blog.

10. Relatos Oscuros: escrito por Federico Rivolta, sus historias son especialmente adictivas.

Y hasta ahí la lista de los diez blogs que más he seguido este verano, un saludo a todos sus escritores, es un auténtico placer leeros cada día.

Y por último un saludo especial a mi chico, que me anima todos los días a seguir escribiendo. Apoyándome con sus comentarios tan entusiasmados y que son, para mí, los más especiales. Gracias por estar a mi lado Rober. Te quiero, por muchos años juntos y por muchos proyectos juntos.

¡Hasta la vuelta!


lunes, 17 de agosto de 2015

Sentimientos

Confuso, quizá fuera el mejor adjetivo para describirlo, no sabía qué hacer en ese momento de su
vida. Quizá lo que más le marcara fuera su pareja, su mejor amiga y con la que decía, pasaría toda su vida.

Sin embargo, las dudas le oscurecían sus pensamientos, la distancia mata, le decían sus amigas, mas él siempre contestaba, luego merecerá la pena.

La espera solo se hace tan larga, cuando merece la pena lo que va a llegar. Eso se decía cuando estaba solo, pero no era suficiente, muchas veces no podía evitar que las lágrimas se le escaparan por sus ya, cansados, ojos.

Quizá lo más triste de este momento, era que le reconcomía no poder pasar más tiempo con la chica que había elegido para pasar el resto de su vida. No le importaba esperar, claro que no, pero si era sincero consigo mismo, el miedo a que llegara el día de volverse a encontrar con ella, se apoderaba de él.

El porqué de su miedo era fácil de explicar. Muchas veces se había hecho ilusiones con que llegara el día de su reencuentro. Sin embargo, cada día que pasaba se daba cuenta, y su corazón le decía que no iba a ser tan maravilloso como esperaba. No porque no fuera a ser todo tan especial como antes, no. Si no porque los días se harían tan largos como los anteriores, únicamente sería feliz las pocas horas que sabía qué pasaría con ella.


No son más que sentimientos, que me asolan a ciertas horas. Quizá por la soledad que  cubre mi dañado corazón. Quizá porque solo encuentro refugio en las palabras que escribo, pues mis ojos, ya secos, no pueden derramar ni una lágrima más y prefiero que mis manos vuelquen mis sentimientos en este frágil papel.  


jueves, 6 de agosto de 2015

Venganza

La carretera estaba completamente helada, todo lo que se veía era nieve, y el verde de los árboles se había tornado en un  pulcro blanco.

Un único coche, de un rojo intenso, se discernía por esa larga y recta carretera, que se desdibujaba debido a su elevada velocidad. No era normal que en aquellas circunstancias el coche fuera a una velocidad tan extrema, algo extraño sucedía en aquel vehículo rojo.

El conductor era un hombre joven, de no más de veinte años, de pelo corto y un rostro no tan bello como él decía tener. Un único acompañante, un acompañante que él no parecía ver, una extraña figura estaba sentada en el asiento del copiloto, no parecía humano. Su rostro estaba desfigurado, el color rojo teñía su cara, sus ojos no poseían pupilas, no tenía nada, solo un espacio vacío donde tenían que estar los ojos. Sin embargo, miraba al conductor, su rostro y parte de su torso estaban girados, parecía que lo observaba directamente, que controlaría cualquier acto que hiciera aquel hombre.

El conductor miraba al infinito, estaba ido, sus ojos miraban al más allá, su cuerpo no mostraba síntomas de reaccionar, únicamente el pie derecho apretaba fuertemente el acelerador, el coche incrementaba su velocidad cada vez más, algo impedía a su cuerpo frenar, no sabía qué pasaba, sin embargo su organismo estaba paralizado. La carretera se iba acortando, ya no quedaba mucho para una curva, tenía que intentar girar, pero le era imposible, sus manos estaban ancladas, únicamente funcionaba su aparato respiratorio, sus latidos se incrementaban por segundos, cada vez su corazón iba más rápido, en consonancia con la velocidad de su coche. Era como si fuera a reventar cada una de las  arterias de su corazón.

Los labios de aquel extraño ser, cuyo rostro estaba severamente quemado, se movieron lentamente para decir algo extraño, que el hombre sí oyó, esta es mi venganza contra tu padre, el ser desapareció en ese mismo momento. La carretera parecía acabarse, una curva prolongada se abría paso, mas el coche no dejaba de acelerar, el hombre veía impasible como se estrellaría contra una enorme roca que componía el paisaje.

Y finalmente pasó, todo se quedó oscuro, el coche había quedado destrozado y con toda seguridad el hombre que lo conducía habría quedado en un estado lamentable, solamente se veía la sangre esparcida por los restos del coche y en la roca que había sellado su destino.

Después, el paisaje retornó a su semblante habitual el gris habitual de la carretera ya no estaba cubierto por una capa de hielo y el verde de los árboles volvió a recobrar su tono habitual de vitalidad.

-No puede ser mi hijo, no.-Una voz gritó en medio de una sala vacía. El sueño que había tenido había sido horrible, su propio hijo, muerto. Sin embargo, sabía la causa, la misma causa que lo había llevado a esa sala vacía, había matado a su hijo. El espíritu de quien torturó en el pasado sacándole las cuencas de los ojos y luego abrasándolo en un horno crematorio, había vuelto y se había vengado con la única persona que quería aquel monstruo, su hijo.




martes, 4 de agosto de 2015

El asesino de la calle número 13

Era de noche, únicamente la calle estaba alumbrada por los farolillos de gas recientemente instalados y por la luna, que se presenciaba en su máximo esplendor, en mitad de un cielo claro y estrellado.

Tan solo se vislumbraba una figura por esa calle, la figura de una mujer, aristócrata de acuerdo a las vestimentas del Londres del siglo XVIII. Una calle, ahora, solitaria, pues todas las mujeres habían sido recluidas por sus maridos, padres o hermanos, ya que tenían miedo a que el asesino que estaba actuando, matara a sus mujeres, hijas o hermanas. Hasta ellos mismos temían por sus vidas, puesto que cinco ya habían sido las arrebatadas por este despiadado asesino.

Ella tenía que salir, había venido su hermano, desde la lejana América. A pesar de las prohibiciones de su padre, quien odiaba a su propio hijo, por ser, como diría él, demasiado liberal, ella salió a media tarde; sin embargo, el encuentro con su hermano se había alargado más de lo que ella había pensado y de lo que había advertido a su padre.  
  
Me niego a tener miedo por transitar una calle, no voy a renunciar a la libertad que hemos conseguido porque a un hombre se le antoje que las mujeres no puedan salir de noche, ¿Qué es la vida si ni tan siquiera se puede pasear cuando alguien quiere? Siempre hay y habrá inseguridad en nuestras vidas, pero que será en los siglos posteriores ¿Más seguridad, más miedo y menos ideales o libertades por las que luchar?- Se preguntaba esta mujer que caminaba lentamente, sin miedo al asesino de la noche, sin miedo a lo que pudiera pasarle, sin miedo a cual fuera su destino.

Llegó a su casa, entró en el portal, alzó su mano derecha para girar el picaporte, ya tenía la puerta entreabierta cuando un hombre apareció detrás de la joven aristócrata. Varios hilos de sangre empezaron a salir del cuerpo de la muchacha, una y otra vez una daga se clavaba en su espalda, hasta diez veces atravesó su delicada y esbelta figura.  

La joven empezó a caer al suelo, no tenía fuerzas, sin embargo su última acción fue girarse y agarrar el cuerpo de su agresor, tenía que ver su cara, no podía morir sin ver al asesino, ella no.

Cuando consiguió girar su figura y con él, su cara, vio un rostro desdibujado por la oscuridad de la noche, sin embargo le resultó conocido. El cuerpo de la joven cayó al suelo, entre un charco de sangre, viendo por última vez al que había sido su persona más querida, su padre.

Te dije que no salieras, hija.-El asesino cogió su daga, cuyo mango destellaba por su color dorado, mientras que su filo estaba empañado de rojo, el rojo de la sangre de su hija.

No parecía afectarle haber matado a su propia hija, simplemente miró su daga, limpió con su capa la hoja de esta y desapareció entre la oscuridad de la calle número 13.