Entradas

Mostrando entradas de junio, 2018

Un nuevo hermano

Imagen
La lluvia resbalaba sobre los cristales. Era de noche, una de esas largas y frías noches de invierno en las que solo las mantas, con su refugio, conseguían que pasara el amargo trance del sueño. En ellas, me sentía cobijado, protegido de las sombras y los ruidos que asolaban en toda la casa. El crujir de madera, los lamentos incesantes y los pasos sin dueño me acompañaban cada vez que el sol desaparecía. Cuando el reloj de madera marcaba las diez, el fuego de las velas titilaba hasta consumirse en pocos minutos sin explicación.
De pronto, la lluvia se dejó acompañar por los latigazos del cielo, rayos que iluminaron mi cara y la habitación en la que me encontraba. Mi corazón empezó a latir más rápido, tan fuerte como las mismas gotas caían en mi ventana. A mi lado, la cera de la vela empezó a deshacerse hasta que su luz desapareció por completo.
Intenté cobijarme, una vez más, dentro de mis mantas, de aquellas que aguantan mi sudor cuando las pesadillas, aquellas que tiñen de sangre y d…