Microrrelatos

Amor:

Sueño que esta noche sea la elegida. Que nuestros cuerpos rocen nuestras delicadas pieles para no separarse nunca más. Consiguiendo así, que desaparezcan las lágrimas y la tristeza innecesaria de cada día. Desearía que cuando la luna refleje su luz entre las miles de estrellas apagadas sobre el enorme y ancho cielo, pudiéramos contemplarla juntos, con nuestros labios fundiéndose en un beso eterno.

Erótico (publicado en la antología de Diversidad Literaria):

Mi piel se erizaba cada vez que sus manos acariciaban mi pecho desnudo, mientras que la temperatura de mi cuerpo subía como la de un volcán incandescente. Cuando nuestros cuerpos se fundían en una llama de pasión incontrolable, todo lo demás desaparecía entre el sudor y los gemidos del placer carnal. Solo importaba el deseo y la furia de la unión de nuestras figuras. 

Terror (publicado en la antología de Diversidad Literaria):

Mi cuerpo se paralizó. Solo mi corazón se movía a un ritmo frenético. Al fin, hoy lo pude ver. Se acercaba lentamente a mí. Paso a paso, sus garras afiladas se deslizaban por el suelo, cuyo sonido era como una tormenta en mi cabeza. Su mandíbula dejó entrever sus picudos dientes. Esta vez, cobijarme bajo las mantas no evitaría que fuera su comida. Mi grito se advirtió por toda la casa. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los desastres de la guerra de Goya

Pirámides del Antiguo Egipto