Entradas

Mostrando entradas de abril, 2015

Triste e ínfimo infierno

Oscuridad, solo oscuridad y nada más. Era una estancia fría, negra, pequeña, solo una diminuta ventana, por el cual no entraba ni un ápice de luz. Llevaba 15 años allí encerrada, ¿Por qué ahora se empezaba a rebelar contra aquel monstruo que tenía como padre?
Quizá el instinto de supervivencia como el de cualquier animal, incluido el del ser humano, quizá el deseo de saber que hay más aparte de cuatro paredes oscuras y siniestras o quizá el ansia de creer que no todas las personas que hay son como su padre, en definitiva, conocer la esperanza, que le fue arrebatada desde su nacimiento y muerte de su madre.
Desde el 1 de julio de 2005, la chica empezó a rebelarse, a insultar a su padre, a tratar de zafarse de él, pero sin éxito alguno. Quizá desde ese momento supo que estaría condenada a vivir allí de por vida, pero ella no se rendía, hasta que un año después se decidió hacer lo que nunca había pensado, ni tan siquiera en sus peores pensamientos, ni tan siquiera en sus peores y oscur…

8 de abril

Imagen
El 8 de abril fue cuando te conocí, quizá el día más especial para mí, soledad, ahora desaparecida, antes mi triste pesar, por ello sin ti, siento que ya no podría estar.
El 8 de mayo, ojalá mañana fuera, antes, fecha que cercana estaba, mas, parece ahora cada vez más lejana, triste e interminable, mas merece la pena, esta larga espera.
Deseada fecha, pues por fin te veré, ansiada, pues por fin tus rojos labios probaré, anhelada, pues por fin entre mis brazos te tendré, codiciada pues por fin, mis te quieros, en persona, te diré.

Dedicada a una persona especial para mí, para Rober.

¿Qué es la felicidad?

Imagen
Quizás no sé lo que es la alegre felicidad, solo sé lo que es la soledad en la oscuridad, tan si quiera sé lo que es el tan, idealizado amor, solo sé lo que es la desconfianza, el miedo y el temor.
El temor de perder a quienes quiero, la oscuridad de la noche donde ya soñar no puedo, el miedo de ir con quienes ya no están, la soledad por aquellos que ya a mi lado no volverán.
Para muchos, felicidad es tener mil y un dineros, quizá yo sea extraño, raro, iluso o tan solo un viejo pensador al concebir que esa se consigue con el regalo de tan solo un te quiero, o con un sencillo abrazo de aquella persona de la que quieres su calor.