8 de abril

El 8 de abril fue cuando te conocí,
quizá el día más especial para mí,
soledad, ahora desaparecida, antes mi triste pesar,
por ello sin ti, siento que ya no podría estar.

El 8 de mayo, ojalá mañana fuera,
antes, fecha que cercana estaba,
mas, parece ahora cada vez más lejana,
triste e interminable, mas merece la pena, esta larga espera.

Deseada fecha, pues por fin te veré,
ansiada, pues por fin tus rojos labios probaré,
anhelada, pues por fin entre mis brazos te tendré,
codiciada pues por fin, mis te quieros, en persona, te diré.


Dedicada a una persona especial para mí, para Rober.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los desastres de la guerra de Goya

Pirámides del Antiguo Egipto