Las mujeres más poderosas de la historia V: Wu Zetian

Wu Zetian o Wu Zhao, perteneciente a la dinastía Tang, nace en el año 625, moriría en el 705. Después de ser regente con su hijo, el emperador Ruizong, llegaría a ser emperatriz hasta quince años, convirtiéndose en la primera mujer que ostente el trono por sí misma. Su reinado lo podemos definir con un palabra, es, el reino del terror.

Wu Zetian entra en el palacio imperial como concubina del emperador Taizong, sin embargo con su muerte pasa a serlo de su hijo Gaozang, cuando por azar se enamora de ella en el convento, donde habían sido desterradas todas las concubinas de su padre. Aquí es cuando comienza la carrera sangrienta de esta mujer. En el 655 se convierte en la única consorte del emperador, y es que parece ser que asesinó o al menos eliminó, políticamente, a la otra consorte del emperador. Es ahora cuando empieza a depurar altos cargos de la administración imperial, torturas, deportaciones y muertes en muchos casos son las armas de esta mujer. 

Cuando muere el emperador, el trono iba a ser para su hijo mayor, Zhongzong. Sin embargo, Wu Zetian sabía que sería un problema porque se mostraba independiente a su poder, por lo que arregla todo para que abdique en el trono. Ahora sería otro hijo el heredero, Ruizong, quien era mucho más fácilmente manipulable por su madre. Pero Wu Zetian era mucho más ambiciosa, no quería ser una simple regente. Así, elimina a su propio hijo, parece ser que envenenado junto con toda la familia que le quedaba. Con lo que, en el 690 se consolida como emperatriz del Imperio Chino. 

La política interior de Wu Zetian se basó en infundir miedo a todos sus opositores. No permitió que nadie cuestionara sus reformas ni su poder, cualquier rastro de oposición sería brutalmente perseguido y eliminado, un ejemplo de ello es que muchos miembros de la familia Tang y de intelectuales de su órbita fueron ejecutados. Esta mujer se convirtió en prácticamente una diosa gracias a su política propagandística y es que se encargó de la construcción de grandes monumentos, sacralizando sus orígenes y a su persona. También, se basó en la política populista de subir salarios, exenciones de impuestos o incluso indultos. 

Aunque, también redujo los impuestos en agricultura y seda, se dieron tierras cercanas a la muralla de la ciudad a granjeros; desmovilizó muchos destacamentos de los ejércitos Tang; restringió las obras públicas y suprimió las que no eran imprescindibles e impulsó a que los ciudadanos estuvieran en contacto con ella misma.

En política exterior cabe destacar que estaba dominada por la personalidad agresiva de Wu Zetian, quería expandir las fronteras del Imperio. Sin embargo, su política no triunfará, ya que los tibetanos aumentaban su poder y los turcos de Khan Mo-cho se alzan en armas contra el Imperio y se necesita recurrir a las tropas de Zhongzong para derrotar a estos.

Según avanza la edad de la emperatriz sus excentricidades van en aumento y las orgías y las depravaciones en la Corte no dejan de darse. Lo que lleva a una situación de anarquía en el Imperio, esto hará que los burócratas derroquen a Wu Zetian, y se pone en el trono de nuevo la facción masculina de los Tang, bajo el mando de Zhongzong. Ese mismo año, Wu Zetian fallece, a la edad de 80 años.

Una curiosidad bastante picante de esta mujer es que era una mujer que podemos definir como ninfómana, teniendo un harén con numerosos hombres y a su predisposición a tener sexo oral en sus genitales, con los extranjeros que la visitaban a la Corte China. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los desastres de la guerra de Goya

Pirámides del Antiguo Egipto