Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016

Infierno por lujuria

Imagen
La curiosidad les llamó a entrar en la casa. En la que en el pueblo la conocían como la casa maldita, según contaban los habitantes del pueblo.  
El alcohol, la noche y sobre todo la peripecia de estos jóvenes universitarios de la ciudad de Texas hicieron que se adentraran en esa casa.
La casa estaba abandonada desde hace décadas. Según contaban los aldeanos en esa casa un tenebroso asesino había habitado y en ella había crucificado a numerosos jóvenes. Sin ninguna piedad los había clavado a las cruces y los había visto desangrarse poco a poco. Nadie se atrevía a entrar.
Cuando, por fin, la policía descubrió todo y lo capturó confesó haberlo hecho todo, sin rastro de arrepentimiento en su rostro, dijo que lo había hecho en honor a Jesucristo. Sacrificios, únicamente de parejas. La conclusión del sumario policial y judicial concluyó con esto:
SE TRATA DE UN FANÁTICO RELIGIOSO, ÚNICA SOLUCIÓN: SILLA ELÉCTRICA.
Los estudiantes conocían la historia, naturalmente, prácticamente todo teja…

Delirios de un escritor

Imagen
Un espejo, una bañera, pocos objetos más se discernían, en la vista ya cansada y en los ojos, de castaño azulado por la luz del sol, de este joven y viejo escritor. Viejo en mente y en palabras, joven en espíritu y físico. Sin embargo, a través de sus ojos, de sus delicados y bonitos ojos, según dirían algunos, se traslucía la nostalgia y la tristeza.
Han pasado cinco años de su desaparición, nunca más la volvió a ver, a la mujer a la que había esperado durante toda una vida. Su mente ya zozobraba en caminos inciertos, la escritura de poemas negros, cuyo significado navegaba entre la locura y la anhelada muerte. Desde que se fue, la mujer, aquella que distinguiría por el sonido de su caminar, aquella que con tan solo mirar sus ojos le dirían un te quiero. A esa a la que un día perdió y por la que las lágrimas recorren sus rostros en el oscuro día y en la gélida noche.
Junto a ella, aventuras de jóvenes enamorados escribía, inciertas luchas de caballeros y miles de historias que escr…